Blogia
viajesinzapatos

Un elefante en mi sopa

Un elefante en mi sopa

Perdone, hay un elefante en mi sopa.

Se la retiro al momento, caballero ¿desea usted otra cosa?

No, no, quiero probar su sopa de paquidermo, pero no sé si está en condiciones, fíjese en esto.

El comensal hundió la cuchara en el caldo. Inmediatamente el elefante emergió entre picatostes y trocitos de huevo, levantó la trompa y escupió.

¿Ha visto usted? dejó la cuchara en el plato y se limpió la camisa con la servilleta.

Le ruego acepte nuestras disculpas, señor, preparamos esta sopa con animales frescos. Ese es, precisamente, el secreto de nuestro plato estrella.

El camarero se inclinó hacia el comensal.

Si me lo permite, señor, no utilice la cuchara. 

El comensal arqueó las cejas.

Le aseguro que es mejor sorber del plato insistió el camarero. Fíjese dos mesas más allá, a su izquierda.

El comensal miró disimuladamente. Una mujer vestida con traje de seda sorbía delicadamente del plato.

Y, caballero, un segundo consejo: mastíquelo bien. Tienen la piel tan dura que a veces llegan vivos al estómago.

Se alejó dos pasos, para volver inmediatamente a la mesa.

Perdone, señor, una última sugerencia: no escuche lo que diga el elefante. Son llorones como cocodrilos. No sienta lástima. Sería, si me lo permite, como si un torero se apiadara del toro al que va a lidiar. 

El elefante escapó al primer sorbo, nadando contracorriente.

¡Socorro! gritó ¡Pídase usted una sopa de fideos y déjeme vivir en paz! ¡Tengo mujer e hijos! ¡Y un futuro en la sabana!

El comensal aplazó el segundo sorbo.

¡Misericordia con este pobre animal! insistió el paquidermo.

El restaurante se había quedado en silencio.

¡Pida vichisoise!, —Cada vez gritaba más alto ¡gazpacho!, ¡sopa castellana! ¡Tiene donde elegir!

Todos los comensales, excepto el hombre que acababa de probar la sopa, puestos en pie, rompieron en vítores y aplausos. El camarero apareció y retiró el plato.

Lo siento, caballero se disculpó ante el desconcertado comensal—, han pedido el indulto del elefante. 

Y añadió en voz baja.

Ya le dije que no le escuchara. ¿Le traigo la carta o puedo sugerirle sopa de fideos?

 

Foto de Carlos Naranjo: "Almuerzo", del álbum París

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Mir -

Sepa vuestra merced que le he dejado un “Liebster Blog Award” (premio bloguero) en mi blog: http://palabrasdesdelvalle.blogspot.com.es/2012/05/liebster-blog-award.htm
Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

raquel -

Hecho.

Daniel -

Hola Raquel, pasé por aquí enlazado por el blog del proyecto y te dejo un saludo. ¿De que habla este tipo (limonero)? Deberías borrarle el coment. Bueno, hasta pronto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres